miércoles, 18 de febrero de 2009

MANUAL PARA DETECTAR HIPOCRITAS

Si bien es cierto que en lo sentimental el ser indiferente brinda cierta rentabilidad emocional, la hipocresía te deja aquel chispazo de dignidad con lo que se debe salir de una relación o una pseudo relación como lo es mi caso. Se dice hipócrita a aquel individuo que pretende o finge ser bueno cuando en realidad no lo es, al menos es el uso que nosotros, los que hablamos en simple cristiano, damos a esta palabra.
El origen la griego la palabra hipócrita en realidad hace referencia al actor teatral. Aunque en el griego eclesiástico adquirió pronto su significado moderno, parecería imposible demostrar que en el siglo. I d.C. tenía este sentido. Al hebreo la traducción de hipócrita se utilizaba para hacer referencia al "SIN DIOS".
El no creer en nada ni nadie para lograr el objetivo deseado, en este caso el ser deseado, convierte al sujeto en un individuo peligroso, sin miedo a ser descubierto y sin mayor preocupación por otros que no sean él. ¿Como saber si estamos frente a un hipócrita?
La primera señal es esa que todas las madres nos han repetido hasta el cansancio "Cuídate de las aguas mansas...", es en momentos como este es que retumba en mi cabeza la voz de mi madre, el hipócrita es aquel individuo que muchas veces pasa desapercibido con perfil bajo y mirada perdida que parece encontrar en la tuya "eso" que había perdido, aquel que invierte su atención, tiempo y hasta saldo de su celular en poder robarte minutos "de tu voz" y preocupación por saber que es de ti.
La segunda señal es su muy admirable persistencia en lograr alcanzar el objetivo de sus acciones, la casi terquedad que parece ser una virtud de líder, de aquel q no se da por vencido, el que te da entender, si es que no te lo dice literalmente, que seguirá insistiendo hasta que le des esos minutos de tu tiempo para compartir con él. Es en pocas palabras un sin vergüenza que aparenta e insiste para de esta forma se le tenga presente. En resumen infiltrarse en tu cabeza.
La tercera , es el mostrarse como el perfecto caballero, aquel que va hasta donde se acaba tierra firme por 1 hora del tiempo que gracias a su terquedad (la segunda señal) ha conseguido contigo, ese que puede recorrer de sur a norte por tomarse un simple cafecito. Ese caballero que no intenta propasarse contigo ... el que no busca el beso ni mañosada... el que te hace preguntarte y contarle a tus amigas ¿Cuándo demonios me va besar este imbécil?. El hipócrita sabe hasta cuando hacerte esperar por el beso ... y cuando por fin te lo da, lo hace de la manera mas pulcra ... por un instante te hace sentir que de verdad lo hace con cariño ... cuando es solo un paso más de su modus operandi. El beso es sólo el primer paso ... ya que este actor (los griegos no pudieron ponerle un mejor nombre) sabe de memoria como hacer el jaque ... seguido por la célebre mentira universal "no hare nada que tu no quieras hacer", el resto sencillamente lo dejo a su imaginación.
La penúltima señal de habernos topado con un hipócrita, es la atención con conveniencia, apelar al romanticismo estúpido y calzonudo que tenemos las mujeres con la sencilla línea que a todas nos convence " I miss ya" , el jamás pasado de moda "te extraño", expresión que creemos fielmente al pensar que nos echan de menos, aun cuando no nos ha dado señal de vida en un día entero, el " te extraño como quisiera que estés aquí" compensa sus fechorías vespertinas. Obviamente acomodándose a sus necesidades, sean estas necesidades sus bajos instintos o sólo el querer ir a un lado con alguien por ir... o por sentirse acompañado, después de todo el hipócrita también siente... pero siente a su conveniencia.
Finalmente, la quinta y última señal de haberse topado con un individuo de esta calaña, es su desinterés cuando tiene otro objetivo, claro que sin descuidarte al100% porque el muy hipócrita no sabe cuando te va a volver a necesitar o va volver a querer algo de ti. El hipócrita como buen indiferente sabe que al dejar de prestar atención al milímetro la pobre víctima se sentirá despojada de su interés luchando de manera estúpida por algo que jamás le ha pertenecido, por mas que en algún momento así haya parecido.
Lo importante en estas líneas es saber detectar y desenmascarar al escurridizo hipócrita, ese ser insaciable de atención, que no dudará en usar todo su encanto y facilidades para lograr su objetivo, sin importar tu familia, su familia, amigos mas cercanos y círculo en general. El hipócrita pasa caletamente entre aquellos que nos importan mezclándose a la perfección en tu ambiente, haciéndolo parecer el indicado para poder quizás intentar algo de mayor propósito.
Debo señalar que hay que tener cuidado al desenmascararlos ya que al sentirse descubiertos optan por una posición a la defensiva, bajo la patética excusa de "creí que todo estaba claro entre nosotros y que tenías en claro que sólo éramos amigos", apelan a ser individuos que optan por su amada libertad y "no están preparados"...preparado para algo que ni siquiera por dignidad y amor propio se les puede pedir.
Espero que le den un buen uso a este manual, si se cruzan con uno de estos seres carentes de valores déjenlos ir, ya que por mas que aparenten ser los mástranquilos, se confiesen, vayan a misa a golpearse el pecho todos los domingos y usen una cadenita de algún santo como San Judas Tadeo (para que les haga elimposible de conseguir una incauta mas) son todos ACTORES de circo... seres infieles a los demás y a ellos mismos... sencillamente no tienen Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada